Estado de alarma: Día 38

Buenas tardes a todos. ¿Cómo estamos hoy? Un poco hartitos ya, ¡verdad? No importa. Ya falta menos para volver a vernos todos. Eso si, de abrazos y besos, de momento, nada. Al final pareceremos todos suecos.
Hable ayer con una amiga, M. H., que quiere permanecer en el anonimato. Está apuntada a un gimnasio y le quieren cobrar este mes. ¿Y qué le dan a cambio? Unas clases en youtube que están disponibles para todo el mundo o unas clases de una app que están protagonizadas por un muñeco que te va diciendo lo que tienes que hacer. Me parece que hay gente que se lo está haciendo muy fácil. Precisamente ahora cuando hay un montón de gimnasios o escuelas de baile que están dando clases sólo para sus alumnos. Eso es otra cosa. ¿Cómo vas a dar una clase con un muñeco? Desde luego, hay gente para todo. Luego se extrañan que la gente se dé de baja….¡Como que vas a estar pagando sin recibir nada a cambio!
He estado pensando a dónde ir cuando podamos salir. Y creo que hay que tomárselo con calma. Primero creo que convendría hacer dos o tres viajes a la nevera para coger fuerzas e ir mentalizándose. Y después ¿a dónde? Pues igual me voy al Mercadona y a la farmacia. No vaya a ser que me dé un vahido por la falta de costumbre. Tengo que darle más vueltas a este tema.
Oye, ¿por qué será que hay días que en la siesta te quedas como en coma? Eso me ha pasado hoy. Me ha costado despertarme. Estaba como hundida en el sillón sin poder moverme. La verdad es que no son siestas muy buenas, pero como cuando cierras los ojos no sabes qué te espera…. Las mejores son las de máximo media hora. En las que apenas te traspones un poco. A ver qué tal mañana.
Hoy os voy a poner una canción que aquí no fue muy conocida, aunque sí se ha usado para algún que otro anuncio. Es de Jim Croce (se dice ‘Crouchi’). Un cantante americano que cuando estaba empezando a ser conocido se mató en un accidente de avión. A ver si os gusta. Se llama ‘Time in a bottle‘.  Detrás vienen más canciones de él, por si queréis seguir escuchando. A mi me encanta. Y sus letras son muy especiales.
Aquí os pongo un clásico de los guateques. A ver si os acordáis. La de veces que lo habremos bailado….
Os dejo. Que son casi las 8. Hasta mañana.

No tags for this post.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.