Estado de alarma: Día 5

Y así, poco a poco, va pasando la semana. Mañana ya en pleno ‘finde‘. Cada vez se ve menos gente por la calle. Y en cuanto ves que alguien se acerca, rápidamente a alejarte para evitar un ‘cruce’. Hay momentos en los que te paras a pensar y parece imposible que estemos viviendo esto. En nuestra sociedad, tan avanzada, tan poderosa… pues ya ves, viene un bicho de estos y te fastidia el invento, y a lo bestia.
Lo más espantoso ha sido el desastre en las residencias de ancianos. Cuando pienso en las personas que tienen familiares en alguna de ellas…. Sin poder verles, a veces sin saber siquiera si están bien. Se le ponen a una los pelos de punta. Esperemos que la solución llegue pronto.
Ya circulan por ahí mensajes que sugieren un revés de la Naturaleza contra nosotros, otros que piensan que es un virus creado por el hombre para quitarse de enmedio a los más débiles….. posiblemente nunca sabremos el origen del virus, pero el resultado es el mismo.
Voy a dejar de hablar del tema porque esto no hay quien lo lea…
Hoy he terminado con la limpieza del baño. ¡Que pena me ha dado tirar todos esos botecitos de crema, los frasquitos de colonia, los gorros para la ducha, las esponjitas esas para limpiarse los zapatos! Tantos años guardánolos para que ahora vayan a la basura. Pero hay que hacer sitio (mis toallas, os recuerdo). Y sí que he hecho sitio. Vamos, ya te digo. Ahora está todo de un ordenado que para qué. Solo hace falta que cuando busque algo me acuerde de dónde lo he puesto. ¿Os pasa también? Ordenas todo y luego te vuelves loca porque no encuentras el tinte para el pelo (o la maquinilla de afeitar los chicos). Ya veremos si mi órden ha sido lógico y todo está en su sitio.
Ayer terminamos de ver ‘Vivir sin permiso’. Voy a echar de menos a Nemo y Ferro. Me gustan estas series en las que, al final, el que mejor te cae es el ‘malo’. Hace algún tiempo vimos la de ‘Malaka’ (de la 1). Está bastante bien. Pero es la primera vez en mi vida en la que veo una serie en la que todos me caían fatal. Ya es difícil, pero lo consiguieron. La verdad es que últimamente se están haciendo series muy buenas en este país. Me alegro.
Hoy ya he leído 30 páginas del libro sobre Isabel la Católica. Vamos avanzando.
Ah, y qué desastre la comida hoy: había sacado lentejas del conelador y cuando las íbamos a comer notamos que se habían puesto malas. Así que, bocata al canto. Que rabia dan estas cosas. Tampoco sé por qué ha pasado, es la primera vez. El rollo es que estos días, una de las pocas cosas que puedes hacer para alegrar la jornada es tomar cosas ricas y que te falle el plan, pues fastidia.
El otro día hablando con una amiga contó que estaba aprovechando el día para hacerse una mascarilla, teñirse, etc. etc… ‘Si me pilla el virus, que me pille guapa’. Creo que mañana voy a dedicarme un poco a mi misma (que también hace falta) a ver si me arreglo un poco.
Vosotros ¿os pasáis el día en pijama u os vestís? Yo no podría estar en pijama, la verdad. Tampoco es que me ponga de picos pardos (¿de dónde vendrá este dicho?), pero vamos, en condiciones.
Un vecino nuestro ha tenido una iniciativa muy buena: ha creado una cuenta para que los vecinos puedan comunicarse entre sí. Me parece estupendo, porque si alguien necesita ayuda aquí estamos todos para echar una mano. Os mantendré informados.
Bueno, por hoy lo dejo que no es mi mejor día. Mañana más.

No tags for this post.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.