Estado de alerta: Día 47

Buenas tardes. ¡Eureka! Ya he solucionado lo de la mascarilla para que no se me suba a los ojos. Y todo ha sido al ver en la tele al alcalde de Madrid. Me fijé en como la llevaba y asunto arreglado. Sabéis que las mascarillas quirúrgicas terminan en una goma que te pones detrás de la oreja. Bueno, pues lo que hay que hacer es pasar la goma de abajo por encima de la oreja, y la de arriba por abajo. Y ya está. Lo he probado y funciona.
Varias personas me habían recomendado la serie ‘Unorthodox’ de Netflix. Tiene 4 capítulos y ayer nos los vimos todos. Os podéis imaginar que nos acostamos a las mil y monas otra vez. Pero valió la pena. Me ha parecido muy, muy interesante. Trata de la comunidad ultraortodoxa judía Satmar en Williamsburg (Brooklyn, Nueva York). Está basada libremente en una autobiografía de Deborah Feldman que dejó esta comunidad y vive ahora en Berlin. Os la recomiendo encarecidamente. Parece mentira que en el siglo en que estamos todavía sea tan fácil lavar el cerebro a la gente. Claro que son comunidades tan cerradas que no conectan con nada del exterior. Y ¿a que no sabéis quién paga la mayor parte del pato? Pues claro que si, como siempre, las mujeres. Gracias también a la influencia de abuelas y madres que perpetúan unas ideas machistas por los siglos de los siglos. Amén. Pues eso: que la veáis.
Viendo esta serie te empiezas a acordar de cómo era este país hace 50 años y menudo cambio que ha dado. Es curioso, sobre todo, cuando vuelves a ver los anuncios que ponían en la tele y que no nos chocaban entonces y, sin embargo, hoy nos ponen los pelos de punta. Con esas mujeres sumisas que le llevan al marido las zapatillas y la copa de coñac, esos maridos que hacen felices a sus mujeres comprándoles una lavadora. Me acaba de venir la imagen de Roger Morre haciendo publicidad para el coñac 103. Había un chiste: ¿Quien es el hombre más hombre del mundo? Roger Moore, porque se mete la mano en el bolsillo y dice ‘103’. Es que se hacían chistes de todo, ¿verdad? Y hablando de Moore me ha venido a la cabeza cuando vino a España Kabir Bedi, ¿os acordáis? El protagonista de la serie ‘Sandokan’, La que se lió, madre mía. Que el pobre tuvo que salir huyendo del Corte Inglés ante el acoso de tanta fan histérica. ¡Qué vergüenza! Porque el hombre era guapo, pero montar la que montaron…..
El otro día, al hacer la compra, compré lechuga hoja de roble. Es esa que es un poco morada. Buenísima. Muy rica. Otra recomendación. Además así varías un poco. Hoy he hecho crema de zanahoria que me ha salido muy buena. A las cremas siempre les echo algún tipo de queso. En este caso era queso de untar, pero si no también pongo Gouda o Manchego, el que tenga. Le da un toque. Luego he hecho pechugas con patatas fritas y champiñones. Mañana habrá restos.
Parece mentira que (eso dicen) el domingo lleguemos a los 30 grados. Sigue haciendo fresco y el cielo está bastante oscuro. Ya veremos. Y seguro que en casa siguen poniendo la calefacción a tope. Este año hemos pasado prácticamente todo el invierno con los radiadores apagados y la ventana del cuarto de estar abierta. Es exagerado el calor que hace. Pero no hay forma de que bajen la calefacción. Habrá que tomar medidas después del confinamiento porque tanto calor es lo más insano que hay.
Chicos, ¡que estamos a punto de llegar al día 50! A ver cómo lo celebramos. Igual dando el primer paseíto, ¿no?
Hasta mañana. Aquí os dejo los minutos musicales de hoy. El primero francamente excéntrico, el segundo muy bailable y el tercero muy ‘moñoño‘.

No tags for this post.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.