La Gioconda del Prado

La Gioconda madrileña

En febrero del 2012, es decir, hace ya diez años se presentó oficialmente en el Museo del Prado el cuadro de La Gioconda tras su restauración.

Este cuadro perteneció a las colecciones reales. No se sabe la fecha exacta de su llegada, aunque ya figuraba en el inventario de 1666. Hasta ese momento  se había catalogado  como una copia antigua anónima del primer cuarto del siglo XVI pintada sobre tabla de chopo.

En su día el Louvre pidió que este cuadro participara en una exposición  y por ello se comenzó un estudio técnico del cuadro y se procedió a su restauración.

Esto permitió concluir que no se trataba de una copia del original de Leonardo, sino de un cuadro pintado al mismo tiempo que la Gioconda del Louvre. Lo debió pintar alguno de los alumnos de Leonardo. La Gioconda madrileña se ha convertido así en el cuadro más importante relacionado con la Gioconda de Leonardo.

Gabriele Finaldi

 

A través de diferentes técnicas de investigación se constató que estaba pintado sobre una tabla de nogal, material utilizado por Leonardo y sus discípulos en obras de pequeño tamaño. Además cuenta con una doble capa de blanco de plomo y aceite de lino, y no la tradicional preparación de yeso. Esta preparación aparece en muchas obras de da Vinci y su taller.

El cuadro tenía un fondo negro. Ahora se puede apreciar el paisaje original que tenía realmente.

Lo más importante es que se ha podido comprobar que repite el proceso creativo del cuadro de da Vinci sin querer ser solamente una copia. Curiosamente ambos cuadros llevan las mismas correcciones como, por ejemplo, la posición de los dedos.

Ana González Mozo

 

Una vez detactado que el cuadro era contemporáneo al de Leonardo se procedió a su restauración. Se eliminaron los barnices oxidados que daban una tonalidad amarillenta. Se  recuperaron las tonalidades originales, el volumen de las telas y la transparencia de los velos que permiten ver ahora el paisaje a través de los mismos. Utilizando disolventes orgánicos se fue eliminando el fondo negro que cubría el paisaje ahora visible.

A partir de ahora la obra está catalogada como La Gioconda, taller de Leonardo, H.1503-16. Óleo sobre tabla de nogal.

Participaron en aquella presentación Gabriele Finaldi,como director adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado, Ana González Moro, como investigadora del Gabinete de Documentación Técnica del Museo del Prado, Almudena Sánchez Martín, como restauradora del Museo del Prado y  Miguel Falomir Faus, entonces jefe del departamento de Pintura Italiana (hasta 1700) del Museo del Prado.

Asistieron además José María Lasalle, entonces Secretario de Estado de Cultura, Miguel Zugaza, como director del Museo del Prado y Rafael Landín, como director de la Fundación Iberdrola que participó como benefactor del Programa de restauraciones del Museo en este proceso.

Fotografías: Rafael Castañeda Fotografía

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.