Mi personaje del mes: Jordi Siracusa

Jordi Siracusa es el pseudónimo de Jordi Martínez Brotons, autor de 15 libros y con quién hablaremos hoy. Trabajó durante varos años en el sector hotelero, fue director comercial de una multinacional informática, asesor de dos presidentes autonómicos y muchas, muchas cosas más.

MVyC: ¿Cuándo decidiste escribir tu primer libro?
JS: Hace unos años tuve un problema de salud del que me he recuperado totalmente.  En su momento estuve bastante mal y decidieron prejubilarme. Me dediqué a viajar por Europa y Asia y dedidí escribir sobre las experiencias de mi vida. Ya había escrito en periódicos artículos en general y  también sobre temas profesionales. Así publiqué mi primera novela, ‘Adios, Habana, adios‘ (sobre la época desde la caída de Isabel II, en 1868, hasta el hundimiento de la flota del Almirante Cervera en Santiago de Cuba, en 1898) en el año 2005. La verdad es que la novela gustó mucho y así llevo ya 15 años publicando prácticamente una novela por año o contribuyendo en libros con otros escritores. Esto me permite dedicar cada año a trabajar con una obra. Algunas me llevan tres o cuatro años de investigación y suelo escribir otra paralelamente. Todo un reto.

MVyC. Tienes una serie de novelas basadas en hechos históricos, pero ahora estás escribiendo novela negra….
JS: En mi época profesional anterior a la jubilación trabajé como director de hotel.Anteriormente fui jefe de recepción y de reservas del hotel Manila, que estaba en Las Ramblas de Barcelona, y con la experiencia adquirida en estos puestos decidí escribir un thriller que tiene como protagonista un director de hotel que investiga con el comisario Ripoll misterios a los que se va enfrentando. Evidentemente es ficción, aunque también hay mucho de lo que yo viví en los hoteles. El primero de estos thrillers fue ‘Manila hotel‘ ubicada en los años 70. Es la historia de un diamante famoso de la corona española que se ha perdido y aparece de una forma misteriosa.
El segundo, ‘Los infinitos nombres del diablo‘, se basa en la biblia  que se dice que escribió el diablo en una sóla noche, pero que en realidad fue escrita por un monje a lo largo de muchos años y que está en Polonia. Ocurre en 1971.
El tercero que acabo de publicar, ‘La calva de Shakespeare‘, acontece en 1973 y empieza con el robo del craneo de Shakespeare de la iglesia donde está enterrado. Esto sucedió hace unos 200 años. Y este enigma se resuelve, o mejor dicho, casi se resuelve en los años 1970. Sólo puedo adelantarte que en un museo de Madrid, cerca de la Plaza de España, está escondida la calavera de Shakespeare. Esto es ficción, o no. Será el lector el que tenga que averiguar quién le hace compañía a Shakespeare y dónde está escondida su calavera. Yo doy una fecha, 2023, en la que se descubrirá dónde está.

MVyC. Háblanos un poco de los personajes.
JS: Jordi Brotons tiene un alter ego,  el comisario Ripoll. Como comprenderás una persona particular no puede investigar casos policiales y asi se va desarrollando esta relación entre ambos. El comisario Ripoll existió de verdad y, a pesar de la diferencia de edad e incluso ideológica, mantuvimos una buena relación. 

Siempre me llamaba cuando algún extranjero ponía una denuncia para que ayudara como traductor. Y allí iba yo, con mis pocos conocimientos a hacer de traductor. Menos mal que han pasado muchos años porque  ¡a saber qué traducía yo! A partir de entonces no es que tuviera una amistad con el comisario, pero sí una buena relación  y, de hecho, ahora sigo manteniendola con su hija y su nieta.
En las novelas fabulo que  el comisario pide ayuda al director del hotel y entre los dos resuelven los crímenes.

MVyC: Háblanos ahora un poco sobre ‘Pingüinos en París’
JS: Acabamos de sacar la tercera edición con más fotografías y datos. El libro explica la historia de la novena compañía del III Regimiento de Marcha del Chad integrado en la  División Leclerc, que fue la primera en entrar en París a la hora de su liberación el 24 de agosto de 1944. Estaba compuesta de 160 hombres. La mayor parte  republicanos españoles que combatieron en la Guerra Civil española. El idioma oficial de la compañía era el castellano y se la conocía como la “La Nueve”. En los libros de Historia se menciona como día de la liberación el 25 de agosto que es cuando entró la división Leclerc y esa es la fecha en la que se celebra la liberación. Pero eso no es del todo cierto, porque la tarde/noche del 24 de agosto entró una compañía de esta división, ‘La Nueve‘ compuesta `por 160 españoles y un sólo francés, su capitan  Raymond Dronne. Este hombre escribió un diario contando las hazañas de estos españoles que recorriendo toda Europa, desde Normandía hasta París. Acabaron en el Nido de Aguila de Hitler al final de la guerra. De los 160 sólo 16 acabaron la guerra. Murieron unos 42 y el resto estaba herido en diferentes hospitales. Iban con uniformes americanos porque eran estos quienes les abastecían de material. Sus tanquetas llevaban nombres españoles: Guadalajara, Quijote, Madrid, Ebro, Teruel, etc. y estas tanquetas fueron las primera que entraron en París. La ‘Guadalajara’ fue la primera en llegar al ayuntamiento de París donde estaba la Resistencia francesa. Fue el momento que todo el mundo consideró que la ciudad estaba liberada. La gente se echó a la calle creyendo que los entraban eran americanos.
Hay que tener en cuenta que todo París estaba dinamitado. Dietrich von Choltitz era el  gobernador militar alemán de  la ciudad. Hitler había dado la orden de destruir París antes de que cayera en manos de los aliados. Cuando apareció ‘La Nueve‘ von Choltitz decidió no dinamitar París y no opuso resistencia. Es decir, la oportunidad de estos hombres al entrar en París en aquel momento concreto pudo ayudar a salvar la ciudad. Es un hecho puntual, pero glorioso que tiene que ser conocido.

Jordi Siracusa

Anne Hidalgo, la alcaldesa de París, nacida en Cádiz se propuso recuperar la memoria de ‘La Nueve‘ contando con ello con un libro sobre las memorias de Dronne y otro de la periodista  Evelyn Mesquida, ‘Los olvidados de la victoria’.
y así se inauguró ‘El Jardín de la Nueve‘ en París en 2015. A este evento asistieron Felipe VI y la Reina Letizia.
También se ha inaugurado aqui en Madrid ‘El jardín de la Nueve‘ siendo el primer monumento que se hace a los componentes de ‘La Nueve‘ y que está en Pueblo Nuevo. Fue inaugurado por Manuela Carmena y Anne Hidalgo en 2017. Se quiere enterrar las cenizas de los componentes de ‘La Nueve‘ junto a las ‘13 Rosas‘ en La Almudena.
Hoy tengo la amistad de muchos de los descendientes de los componentes de ‘La Nueve‘ ya que los entrevisté para recoger información para el libro. El último componente murió el año pasado.
Para mi ha sido un placer redescubrir la aventura de estos hombres. Hay ahora mucho interés por saber acerca de estos hombres que lucharon tanto en la División Azul, como con los Aliados.
En París el Instituto Cervantes ha montado ‘La ruta de La Nueve‘, una visita guiada, que pasa por los 15 puntos por donde pasó La Nueve.

MVyC: ¿Qué estas preparando ahora?
JS: Estoy preparando la cuarta entrega de las aventuras de Jordi Brotons y, al mismo tiempo, una novela que creo que gustara mucho a los historiadores, sobre todo a los de Madrid. Trata de la vida y las hazañas del noveno conde de Peralada que vivió en época de Carlos III. Fue un personaje importante en la corte, controvertido, extraño…..nacido en Barcelona vivió siempre a caballo entre las dos ciudades, mujeriego, espadachín. Era amigo de Casanova y los dos hicieron barbaridades por toda Europa. Se quedó huérfano de madre a los 3 años y su padre se lo llevó a Lisboa porque había sido nombrado por Fernando VI embajador allí. A los dos años de llegar a Portugal se produjo el famoso terremoto de 1755 a consecuencia del cual se hundió la embajada española y murio el embajador. Así el niño con 10 años quedó a cargo del conde de Aranda, siguiente embajador, y Luis Antonio de Borbón, hermano menor de Carlos III. Con el tiempo participó, a nivel diplomático, en la Guerra de los 7 años y en el apoyo a los Estados Unidos en su rebelión contra Inglaterra. Todo esto me ha costado buscar entre libros antiguos. Su padre fue el fundador de la Academia de las Buenas Letras de Barcelona que todavía existe.

Jordi SiracusaComo hecho curioso te diré que su abuelo fue defensor de Barcelona contra las tropas borbónicas. Estaba a favor del archiduque de Austria. Cuando al archiduque le hicieron emperador de Austria se llevó consigo a este hombre que vivió mucho tiempo en Viena y murió en Génova. Su hijo, padre del protagonista de mi novela, en cambio fue miembro de la guardia personal de Fernando VI y su embajador en Lisboa. Y ya el protagonista de la novela fue servidor absoluto de Carlos III. Asi que hay que seguir adaptandose a las situaciones. La vida continúa y no podemos seguir aferrándonos al pasado. Dependiendo de qué burguesía mande, porque el pueblo no ha mandado nunca, somos mas de un lado o de otro.
El respeto por nuestra Historia y a la verdad tiene que existir.

Y aquí dejamos a Jordi Siracusa esperando poder leer su próximo libro muy pronto.
Si queréis saber más sobre él, aquí tenéis varios enlaces:

http://jordisiracusa.es/
https://lacalvadeshakespeare.com/
https://losinfinitosnombresdeldiablo.com/
https://manilahotelnovela.com/
https://pinguinosenparis.com/

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.