Palacete de Juan Bravo, 6 – sede de la Asociación de la Prensa de MadridPM

Desde hace unos años, por avatares del destino, la Asociación de la Prensa de Madrid ya no ocupa se Palacio de la Prensa en Callao.
Actualmente tiene su sede en un típico palacete del barrio de Salamanca sito en la calle Juan Bravo 6.
Pero no sólo la APM ha vivido épocas movidas. También los anteriores dueños del palacete vivieron momentos turbulentos.

La Asociación de la Prensa de Madrid

Primeros años

La Asociación de la Prensa madrileña se fundó en 1895 gracias a las iniciativas de  Alfredo Vicenti que luego se retiró modestamente a un segundo plano. Miguel Moya (1856-1920), abogado y periodista, director de varias publicaciones, entre ellas El Liberal fue el primer presidente de la APM hasta 1920. Le siguió en el cargo José Francos Rodríguez, periodista, político y escritor.

Asociacion de la Prensa Madrid, busto de Miguel Moya
Busto de Miguel Moya por Benlliure

En 1922 se creó la Federación de Asociaciones de Prensa y se constituyó la sede social definitiva en el Palacio de la Prensa.
Hasta entonces la APM había estado en la calle Arrieta (1895-1905), en la calle San Marcos (1905-1920) y en la calle Carretas (1920-1928).
El Palacio de la Prensa fue inaugurado por los reyes de España en abril de 1930. Fue también el comienzo de la Hoja del Lunes que publicó su primer número en noviembre de ese año. Era el único periódico que salía los lunes por la mañana.
El Palacio de la Prensa, Gran Vía 46, fue diseñado por Pedro Muguruza. Es de ladrillo visto y tiene un característico arco en la fachada principal. Su interior era multifuncional, con cafetería, cine, oficinas y pisos de alquiler. En los años 1960/70 estuvo ubicada en sus bajos la renombrada discoteca JJ. Aparte de la Hoja del Lunes también estuvo en este edificio la sede de la revista humorística La Codoroniz.
Tras el fallecimiento de José Francos Rodríguez en 1931 el siguiente presidente de la Asociación fue Alejandro Lerroux, por aquel entonces Ministro de Estado del gobierno republicano.
Gracias a los ingresos que se obtenían por la venta de la Hoja del Lunes, se pudo crear en 1933 el Montepío de Periodistas que garantizaba el pago de jubilaciones a los asociados y pensiones de viudedas y orfandad a sus familias.

Durante la Guerra y Post-Guerra

A partir de 1935 ocupó la presidencia Alfonso Rodríguez Santamaría, subdirector de ABC.

Asociacion de la Prensa Madrid, busto de Jose Francos Rodriguez
Busto José Francos Rodríguez por Benlliure

Al estallar la Guerra Civil al año siguiente, la APM fue incautada y entregada a la Agrupación Profesional de Periodistas integrada en el sindicato socialista UGT. Alfonso Rodríguez Santamaría fue detenido en su domicilio por una patrulla de las Milicias de la Prensa y asesinado en la Dehesa de la Villa.
Como nuevo presidente fue nombrado Javier Bueno, director del diario socialista Claridad que ocupó este cargo tres años. Los periodistas conservadores no reconocieron este nombramiento y formaron otra Asociación en San Sebastián. Al frente estaba Victor Ruiz Albéniz, exdirector de Informaciones.
Tras finalizar la Guerra Ruiz Albéniz volvió a Madrid y se hizo cargo de la APM. Se inició una depuración periodística por parte del gobierno encarcelando e, incluso, fusilando a periodistas que habían sido republicanos o simplemente habían escrito en medios republicanos. De hecho, Javier Bueno murió fusilado.
La APM fue obligada a integrarse en el sindicato vertical del Papel, Pensa y Artes Gráficas.
En 1944 Ruiz Albéniz fue sustituído por José María Alfaro de Falange Española que había participado en el desarrollo de la Ley de Prensa de 1938 que preveía la censura previa de prensa.
En 1947 Alfaro fue nombrado embajador en Colombia y estuvieron al frente de la APM Lucio del Álamo y Victor de la Serna. En 1951 se celebraron las primeras elecciones después de la guerra y Lucio del Álamo ganó por un voto.

Asociacion de la Prens Madrid, busto de Alfonso Rodriguez Santamaria
Busto de Alfonso Rodríguez Santamaría por Benlliure

Quiso construir viviendas asequibles y dignas para los periodistas madrileños y crear un Club de Prensa. Motivos económicos le impidieron hacerlo por lo que no se presentó a las nuevas elecciones de 1955. Fue elegido Manuel Aznar, abuelo de José María Aznar, que había sido embajador en la República Dominicana y Argentina. Era también adepto al régimen.

Primeros cambios

En 1961 le siguió Pedro Gómez Aparicio en el cargo, exdirector de la Agencia Efe y director de la Hoja del Lunes.
Colaboró en el estatuto del periodista y en la elaboración de la Ley de Prensa que terminaba con la censura previa.
En 1967 volvió a ser elegido Lucio del Álamo. Gracias a la nueva Ley de Prensa los periodistas creyeron que estaba a punto de comenzar una nueva etapa más democrática, pero muchos fueron sancionados o expedientados. Se cerró el diario Madrid y en 1976 se produjo la primera huelga de periodistas para defender el derecho al secreto profesional.
Lucio del Álamo cumplió su deseo de la crear unas viviendas dignas para los periodistas con la construcción de la Ciudad de los Periodistas en la zona norte de Madrid.

Asociacion de la Prensa Madrid

Las viviendas, solicitadas por más de 700 afiliados, lo que suponía entonces un 75% de los socios, se vendieron a un precio por debajo del mercado. Los costes finales supusieron la ruina de la APM que terminó perdiendo su sede del Palacio de la Prensa.

Renacer de las cenizas

Lucio del Álamo dimitió en 1979 y le siguió Luis María Anson como nuevo presidente. Durante los tres años que estuvo al frente de la APM prácticamente logró solucionar el problema económico de la misma.
Uno de los problemas más graves fue la autorización a todos los diarios a publicar también los lunes por la mañana perdiendo la Hoja del Lunes su exclusividad y, por tanto, gran parte de sus ingresos.

Asociacion de la Prensa Madrid
Salón de actos ubicado en el antiguo patio

Hubo que cerrar el Montepío de Periodistas a finales de los 1980. Ansón consiguió que se exigiera el título de Ciencias de la Información como requisito para poder ejercer la profesión de periodista. También logró que el gobierno cediera a la APM el palacete de la calle Juan Bravo 6 donde tiene su sede actualmente. Fue inaugurado por la Reina Doña Sofía en 1983.
Luis María Ansón dejó la presidencia de la APM para dirigir el ABC. Le siguió en el puesto Luis Apostua del diario YA. En 1986 tuvo que cerrar la Hoja del Lunes ya que en aquellos momentos no era económicamente sostenible. Fue sustituída por la revista trimestral Periodistas. En 1991 se inauguró en la sede de la APM un Centro de Prensa. En 1992 la APM volvía a tener problemas económicos sobre todo por una importante deuda con el Instituto Nacional de la Salud. Apostua presentó su dimisión y fue sustuído por Juan Roldán que, tras un desacuerdo con el secretario general, dimitió a los seis meses.

Asociacion de la Prensa Madrid
Salón de actos

En la siguientes elecciones fue nombrado nuevo presidente de la APM Jesús de la Serna, subdirector de El País. Estuvo en el cargo hasta 1999.
En mayo de 1995 se celebró el centenario de la APM con la edición de un libro sobre la Asociación y otra serie de actividades. Se descubrió una placa en el Palacio de la Prensa.
Durante la etapa de Jesús de la Serna la APM firmó un acuerdo con la Fundación Jiménez Díaz y la Clínica de la Concepción se convirtió así en el centro asistencial para los asociados.
En 1999 fue elegido Alejandro Fernández Pombo, exdirector de YA, como nuevo presidente. Durante cuatro años se dedicó, sobre todo, a sanear las cuentas de la APM.
Fernando González de Urbaneja le seguiría en el cargo en 2003 y volvió a ser elegido en el año 2007.
Desde 2011 preside la APM Carmen del Riego de Lucas.

Asociacion de la Prensa Madrid
Galería de Presidentes

 

Actividades y fines de la APM

Cuando se creó la APM se organizaron operas en el Teatro Real y actos teatrales o deportivos para recabar fondos. A partir de 1900 comenzaron las afamadas corridas de la Prensa.
Uno de los primeros servicios que ofreció la APM fue el servicio médico y de farmacia a sus afiliados.
Además prestaba su apoyo y ayuda a periodistas perseguidos o que estaban en prisión por la ausencia de libertad expresión.
Tras la Guerra Civil se instituyó el premio periodístico Alfonso Rodríguez Santamaría que premiaba una actividad peridística de relieve. Actualmente se sigue entregando pero como reconocimiento a toda una vida profesional.
Desde 1974 se entrega el premio Victor de la Serna al periodista más destacado del año.
Desde 1983 se otorga anualmente el premio Javier Bueno a una dedicación sobresaliente en cualquier campo del periodismo.
Desde 1999 se otorga el premio Larra al periodista menor de treinta años que más se haya distinguido. La princesa Letizia recibió este premio durante su época de periodista en televisión.

La APM, además del renombrado servicio médico que ofrece a sus asociados, también les atiende con un servicio jurídico gratuito. Se celebran multitud de actividades como conferencias, presentaciones de libros, talleres para profesionales, etc.

Asociacion de la Prensa Madrid
Plano del edificio con las ampliaciones realizadas

Además las salas se alquilan para actividades de terceros.

Actualmente la APM cuenta con unos 8.000 asociados a cuya disposición están también su biblioteca y archivos.

El edificio

Poco se sabe de los orígenes de este palacete del barrio de Salamanca. Sin embargo sí consta que en 1928 el arquitecto Luis Sainz de los Terreros y Gómez de las Bárcenas realizó una ampliación siguiendo los deseos de Mercedes Castellanos que había comprado el edificio en 1924. Es posible que él fuera también el arquitecto de la primera construcción, pero no hay datos al respecto. Sólo suposiciones.

Mercedes ‘Niní’ Castellanos

Mercedes Castellanos Mendeville era hija de Lorenzo Castellanos y Sánchez y Mercedes Mendeville y Trapaní de Uruguay. Mercedes tenía un hermano llamado José. Tras fallecer su padre, su madre se casó en segundas nupcias con Manuel de Alvear y Ramírez de Arellano, conde de San Félix. Volvió a enviudar. En 1906 Mercedes Mendeville fue retratada por Sorolla. Mercedes Castellanos legó sus obras de arte al Museo del Prado. Su madre murio en 1925.

Asociacion de la Prensa Madrid
Reproducción ampliada de un sello de la República conmemorando el XL aniversario de la APM

Mercedes Castellanos parece ser que fue una persona muy activa y dedicada, sobre todo, a labores sociales. Estaba constantemente en los ecos de sociedad, tanto por sus constantes viajes a San Sebastián, Biarritz o París o por ser recibida por la reina Victoria Eugenia.
Colaboró activamente con la Cruz Roja y una preocupación constante fueron los huérfanos de los militares.
Era también conocida como Niní, sobrenombre que posiblemente creó la leyenda de que en su palacete vivía una querida de Miguel Primo de Rivera que era cabaretera. Lo único cierto de la leyenda era su relación con el dictador.
A partir de 1928 se comenzó a hablar con insistencia del noviazgo entre el dictador y Mercedes. En el periódico La Vanguardia del 21 de abril de 1928, en el apartado de Información Nacional, la redactora René Hernández reprodujo la entrevista que había mantenido con Mercedes Castellanos. En ella la novia declaraba estar «contentísima y enamorada del jefe de gobierno, al que se propone hacer feliz, sin ser obstáculo para su labor de gobernante». Por lo que cuenta se conocieron en 1921. Tras el desastre de África, Mercedes fue rápidamente a San Sebastián para ofrecerse como enfermera a la reina Victoria Eugenia.

Asociacion de la Prensa Madrid
Fotografía del Palacio de la Prensa

Posteriormente fue trasladada a Carabanchel. Yendo un día al hospital se encontró allí con el general Primo de Rivera al que expuso el sentimiento de abandono que tenían los heridos. A los pocos días se recibió un paquete con un cien camisetas.
Miguel Primo de Rivera (1870 – 1930) era viudo desde 1909. Enviudó sólo a los seis años de haberse casado. Veinte años después comenzó su relación con Mercedes Castellanos. Era ya casi un cincuentón, aunque Mercedes tampoco era precisamente una cría.
Parece ser que desde 1921 hasta 1928 las relaciones se mantuvieron, pero sin concretar nada, por lo que Mercedes se sentía contrariada. Finalmente Primo de Rivera le pidió que se casase con él. También añadía que vivirían en su casa.
Por esas mismas fechas el periodista Cesar González Ruano, que no era santo de devoción del dictador, logró también una entrevista con Mercedes en la que ella hablaba de la timidez del dictador para lanzarse a pedir su mano.
El hecho es que a los pocos días coincidieron César González Ruano y Primo de Rivera. El general le acusó de haber puesto en ridículo a Mercedes. González Ruano le contestó que simplemente había servido de taquígrafo reproduciendo lo dicho por ella. «Entonces se ha puesto en ridículo ella misma».
Se ve que las palabras de Mercedes no agradaron a Primo de Rivera. También hay quien cree que sus hijos estaban en contra de ese matrimonio. La prensa extranjera publicó que el motivo de la ruptura era que Mercedes Castellanos había sido vista en la Bolsa comprando acciones, conducta que reprobaba el dictador. El hecho es que finalmente se rompió la relación después de haber sido anunciada a bombo y platillo. La pobre Mercedes estaba compuesta y sin novio.

Asociacion de la Prensa Madrid
Sala de directivos

Teniendo en cuenta que ya no era una jovencita resulta curioso que se casara después de todo. Su marido fue el general José Aizpuru.
Para hacernos una idea de sus actividades veamos lo que publicaban los periódicos sobre Mercedes Castellanos:
17.04.1928 el diario ABC se hace eco de la próxima boda de Miguel Primo de Rivera con Niní Castellanos. Además se da como fecha para la boda el próximo 24 de septiembre.
29.04.1928 Blanco y Negro publica la noticia del próximo enlace de Mercedes Castellanos con el presidente del Consejo en verano.
29.04.1928 según ABC Mercedes Castellanos acompañó a los hijos y a la hermana del general Primo de Rivera en el expreso a Jerez. El general viajó en automóvil. El general se hospedaba en casa del marqués de Villamarta y la señorita Castellanos en la de los marqueses de Hoyos.
01.05.1928 Mercedes Castellanos es nombrada alcaldesa honoraria de Yecla.
15.05.1928 como madrina de los Somatenes Mercedes Castellanos donó la
bandera del Hospital-inclusa de Vallecas.
16.05.1928 Según publicaba el periódico La Vanguardia se había concedido la real licencia para que contrajesen matrimonio Mercedes Castellanos y el general Primo de Rivera.
20.05.1928 – Blanco y Negro publica la noticia de que en la Fiesta de los Somatenes en la tribuna elevada en el Paseo de Coches del Retiro, el marques de Estella, Miguel Primo de Rivera, condecoró a la reina Doña Victoria Eugenia y a la señorita Mercedes Castellanos con el distintivo de Madrinas de Banderas de los Somatenes

Asociacion de la prensa Madrid
Sala Lerroux con la biblioteca sobre Derecho e Historia de España

30.05.1928 Mercedes Castellanos fue nombrada alcadesa honoraria de Almagro.
09.06.1928 ABC publica la noticia de que finalmente la boda entre Mercedes Castellanos y Miguel Primo de Rivera no se celebrará.
13.06.1929 según ABC La reina visitó la escuela de Nuestra Señora del Carmen en la calle de Toledo fundada por Mercedes Castellanos.
19.01.1936 – En Blanco y Negro se publica un amplio reportaje «Crónica del Bien: Casa-Cuna» acerca de la casa cuna de las Hijas de la Caridad fundada por Mercedes Castellanos y que llegó a contar con cuarenta cunas. El coste por cuna era de 40 pesetas y 50 por cada interno. Los niños tenían uno o varios protectores, pero si había que suplir algún gasto, corria con él Mercedes Castellanos. Entre las personas que participaban en la casa cuna estaban Cayetana Stewart, hija del duque de Alba. Una serie de señoritas acudían diariamente para hacer guardias, labor que incluía los baños, la comida, etc. Entre estas voluntarias se encontraban personajes como Concha y Lola Benavides.

25.05.1949 ABC publica que en casa de Mercedes Castellanos se celebró una reunión para entregar un obsequio ofrecido por un grupo de sociedad a la señora Pietri, esposa del antiguo embajador de Francia en Madrid.

Asociacion de la prensa Madrid
Sala Larra en el sector de la Biblioteca dedicada a medios de comunicación y sala de consulta

El regalo era un juego de pitillera, polvorera y estuche de labios de plata. Tras la entrega del regalo hubo un cocktail.
03.07.1950 Mercedes Castellanos donó la propiedad del edificio que tenía en la calle Francisco Silvela ocupado por el Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes al Patronato de Huérfanos de Oficiales del Ejército.
11.01.1951 y el 08.06.1954 fue recibida en audiencia civil por Franco.
21.06.1951 Mercedes Castellanos recibió la Gran Cruz del Mérito Militar por su labor al frente del de la Junta de Damas del Patronato del Colegio de Nuestra Señora de las Mercedes.
19.09.1955 murió Mercedes Castellanos dejando todos sus bienes a la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl estableciendo que se debían consagrar al sostenimiento de la Fundación Castellanos Mendeville – Casa de San José y San Lorenzo. La finalidad era servir de descanso y reposo en sus tareas a las hermanas.

La Cuesta Moyano de Eduardo Vicente
«La Cuesta Moyano» de Eduardo Vicente en la sala Miguel Moya

Además debían leerse misas por su alma todos los meses en el día de su muerte y el día de su Santo, así como el 19 de noviembre de cada año por su hermano, una misa el 10 de agosto y 27 de septiembre por su padre y el 29 de septiembre por Miguel Primo de Rivera (festividad de San Miguel)

Siguientes dueños

En 1942 el palacete fue comprado por el Sindicato de la Marina Mercante. Alquiló algunas estancias a otras empresas o estamentos. Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo en uno de los despachos Erich W. Gardemann, enviado por von Ribbentrop para espiar las actividades españolas en cuanto a su política exterior.
Posteriormente el edificio pasó a manos del estado y comenzó su deterioro. En 1970 fue devuelto a los Sindicatos y sería la hábil labor de Luis María Ansón quién lograría el palacete para sede de la APM justificando que la Asociación había sido parte del Sindicato con anterioridad. La APM tiene un usufructo indiscutido sobre la propiedad.

Asociacion de la Prensa Madrid
Escalera de acceso con los bustos de Miguel Moyá y José Francos Rodríguez, ambos de Benlliure

 

En el edificio, que ha tenido que ser prácticamente reformado totalmente, se conservan la entrada original y la escalera interior.
El salón de actos se ha ubicado en lo que era un patio central que ha sido cubierto.
Hay varias salas de reuniones que reciben los nombres de antiguos presidentes de la APM.
La valiosa biblioteca se encuentra ubicada en varias de estas salas y en una sala propia.
Esperamos que a partir de ahora, cuando nuestros lectores pasen por Juan Bravo, tengan un recuerdo para Mercedes Castellanos que tanto hizo por los niños y para todos los que lucharon para que la APM fuera lo que es hoy.

Fotografías: Rafael Castañeda Fotografía

Fuentes:

Asociación de la Prensa de Madrid
Ni Musolini ni Franco: la dictadura de Primo de Rivera y su tiempo; autor: Tamames, Ramón, editorial Planeta, 2008
Hemeroteca ABC

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.