6.1 Carlos II

Carlos II, apodado injustamente ‘El Hechizado’  fue el último de los reyes perteneciente al linaje de los Habsburgo.

Un rey con mala estrella

Francisco Eusebio de Pötting
Wikiedia

Nació el 6.11.1661, hijo de Felipe IV y su segunda esposa, Mariana de Austria.
Respecto a su nacimiento se dijo oficialmente que «era robusto varón, hermosísimo de facciones, cabeza proporcionada, pelo negro y algo abultado de carnes». Sin embargo el embajador austríaco, conde de Pötting, escribió a su corte que «no es varón, sino hembra». Luis XIV mandó a Jacques Sanguin a la corte española para averiguar qué pasaba con este heredero. El resultado: «El príncipe parece extremadamente débil, tiene en las dos mejillas una erupción de carácter hepático, la cabeza está cubierta de costras, se le ha formado debajo del oido derecho una especie de canal o desagüe que supura».
Fue un niño sumamente enfermo. No anduvo hasta los seis años. Fue amamantado hasta los cuatro años. A los tres no se le habían cerrado todavía los huesos del craneo. Tuvo el sarampión, la varicela, rubeola, la viruela… tenía crisis epilépticas. A los nueve años hablaba con dificultad y no sabía leer ni escribir.
Con todo esto es asombroso que llegase casi a los cuarenta años, que se preocupase por reinar y que sobreviviera a las intrigas que crecían a su alrededor.
Hasta los catorce años el gobierno estuvo en manos de su madre, Mariana de Austria.

El rey empieza a gobernar

Carlos II en el Salón de los Espejos del Real Alcázar de Medris por Juan Carreño Miranda (1675)
Wikipedia
Juan José de Austria Wikipedia

Durante los primeros años del reinado de Carlos II el poder estaba en manos de su madre junto al Consejo de Regencia. Tuvo dos validos, Nithard y Fernando Valenzuela.
Al cumplir Carlos II los 14 años y ser así mayor de edad, la Junta de Gobierno le presentó un decreto para prorrogar el sistema de gobierno existente dos años más aduciendo que el futuro rey todavía era incapaz de reinar por si mismo. Pero Carlos II se negó. Cesó en sus funciones a la Junta de Gobierno y recibió a Juan José de Austria como valido. Sin embargo, al final, su madre volvió a ganar. Consiguió que aceptara asesorarse dos años más por la Junta de Gobierno existente bajo la presidencia de la regente.
Juan José de Austria fue enviado a Italia. Valenzuela también fue alejado de la corte y enviado a Granada como Capitán General del Reino de Granada. Se instaló en la Alhambra y se hizo nombrar alcalde. SIn embargo volvió a la corte poco después, donde fue nombrado Caballerizo Mayor y Gentilhombre de Cámara de su majestad. Se suspendieron las reuniones de la Junta de Gobierno y el poder quedó en manos de Fernando Valenzuela como Primer Ministro.
Todos estos desmanes originaron un gran descontento entre los nobles y Juan José de Austria. Valenzuela tuvo que huir finalmente. Se formó una nueva Junta de Gobierno Extraordinaria con el Cardenal de Toledo como presidente. Carlos II volvió a requerir la presencia de Juan José de Austria en Madrid para entregarle el poder. Este llegó a Madrid en enero. Hizo prender a Valenzuela. La reina Mariana tuvo que exiliarse en Toledo.

Fernando Valenzuela por Claudio Coello
Wikipedia

 

Luis XIV entró militarmente en Flandes en 1667 según él, porque su esposa María Teresa (hija mayor de Felipe IV) tenía derecho hereditario sobre ciertas zonas flamencas. Se declaró la guerra entre ambos países que terminaría con la firma de la Paz de Aquisgrán (1668) y, tras otro enfrentamiento, con  la Paz de Nimega (1678). España conservó el Milanesado, Nápoles, Cerdeña, Sicilia y Flándes.

Ni tan hechizado, ni tan débil

Juan Francisco de la Cerda, VIII duque de Medinaceli por Claudio Coello
Wikipedia

Carlos II heredó la mayor parte de los problemas que afectaban al reino. Aun así subo rodearse de gente válida teniendo más en cuenta su experiencia que su rango social.
La situación interna era nefasta. No había recursos, una caída demográfica, malas cosechas, la producción agrícola disminuyó por la falta de mano de obra, las propiedades quedaban en pocas manos, hubo poca inversión productiva y en cuanto al comercio se exportaba la materia prima y se importaban los productos ya manufacturados. Además el comercio con América disminuyó por un aumento del fraude y del contrabando con la influencia de los nuevos comerciantes ingleses y holandeses.
Tras la etapa de Juan José de Austria, que murió poco antes de que la primera esposa del rey llegara, el poder estuvo en manos del duque de Medinaceli.

A reina muerta, reina puesta

María Luisa de Orleáns
Wikipedia

Llegado el momento aparció el eterno probelma de conseguir un heredero. Para contrapesar el poder de la reina no se quiso buscar una princesa austríaca y se eligió a María Luisa de Orleáns, sobrina de Luis XIV de Francia.
La boda se celebró en 1679. Los novios tenían 18 y 17 años. El matrimonio duró diez años ya que María Luisa de Orleáns murió, probablemente, de apendicitis o complicaciones gástricas. No tuvieron descendencia. También se habló de un posible envenenamiento (que parece descartado) o una intoxicación alimentaria.
Evidentemente había que ponerse manos a la obra para buscar una nueva esposa para el rey. Esta vez la elección recayó en Mariana del Palatinado-Neoburgo nacida en 1667 en Düsseldorf. Era la doceava  (quinta hija) de los 17 hijos que tuvo su madre, Isabel Amalia de Hesse-Darmstadt. Su padre era el elector del Palatinado, Felipe Guillermo de Neoburgo. Se suponía que con una madre tan prolífica, la hija tendría los mismos atributos. La boda se celebró por poderes en 1690.

Suegra y nuera

Mariana de Neoburgo por Wilhelm Humer
Wikipedia

Mariana de Neoburgo  resultó ser muy parecida a su suegra. Logró dominar la voluntad del rey, favoreció a los le rendían pleitesía y castigó a sus contrarios. Tanto carácter chocó con el de Mariana de Austria.
Mariana no tuvo hijos aunque fingió 11 embarazos. Ya sabemos lo importante que era para cualquier reina procurar descendencia al trono, lo que además traía consigo la complacencia del rey. Dedicó todo su interés a favorecer la facción austríaca en la corte.

El duque de Medinaceli y el conde de Oropesa

Carlos II por Carreño Wikipedia

El duque de Medinaceli tenía un gran conocimiento de la economía y el comercio gracias a su puesto como Presidente del Consejo de Indias.

Devaluó el vellón un 400% y se redujeron los precios un 50% en dos años. Esto trajo consigo una pérdida de los ahorros y un acaparamiento del grano, pero a largo plazo se produjo una mayor estabilidad política y se estimuló el consumo. Racionalizó el gasto y quiso equilibrar el presupuesto. Creó la Junta Magna de Hacienda para temas económicos y el comercio con las Indias. Sin embargo tras solo cinco años en el cargo tuvo que dimitir por las conjuras palaciegas y la falta de resultados rápidos. Con el la política fue más allá del conflicto bélico con el resto de Europa.
El conde de Oropesa  siguió los pasos de su predecesor sentando las bases para una recuperación económica. Sustituyó el Consejo de Hacienda por la Superintendencia de Hacienda, redujo los impuestos y gastos suntuosos, propuso que los nobles tributaran y que se redujeran los clérigos y fundaciones religiosas con lo que se granjeó numerosas enemistades. Por otro lado, Mariana de Austria se opuso totalmente al conde de Oropesa y, en 1691, tras seis años en el cargo Oropesa dimitió.

Firma de la Paz de Nimega entre España y Francia por Henri Gascard
Wikipedia

Las medidas de los gobiernos de Carlos II encontrarían su resultado en los posteriores reinados de los Borbones sentando, sobre todo, las bases para la recuperación económica. Se reforzó el Consejo de Estado como órgano central en el que se encontraba la aristocracia dominante. Durante su reinado se produjo una época de recuperación y renovación.
En la agricultura se introdujo el proceso de rotación y se ampliaron los viñedos.
Se estableció la libertad de comercio que favoreció la industria textil catalana que comenzó a competir con productos de otros países.
Conservó casi íntegro el imperio heredado. Las pérdidas sufridas fueron recuperadas en muchos casos. Las mayores perdidas (Flandes y la Italia española) se produjeron durante el reinado de Felipe V.

 

Muerte de Carlos II

A Carlos II no se le negó una larga agonía de más de tres semanas. Según cronistas de la época parecía ya un esqueleto. Dicen que sus últimas palabras fueron ‘Me duele todo’. Murió tras un ataque epiléptico que duró tres horas. Según su médico el cadáver  «no tenía ni una sola gota de sangre, el corazón apareció del tamaño de un grano de pimienta, los pulmones corroídos, los intestinos putrefactos y gangrenados, tenía un solo testículo negro como el carbón y la cabeza llena de agua».

Esta claro que Carlos II tuvo muchos problemas de salud, pero también hemos de tener en cuenta que llegó casi a los 40 años, con lo que físicamente fue lo suficientemente fuerte para hacer frente a todas las enfermedades que le tocó sufrir. Fue un hombre bondadoso, religioso y recto en sus decisiones. Intentó gobernar de la mejor forma posible buscando el apoyo de personas competentes.

Fuentes:
‘La sucesión de Carlos II y la archiduqes María Antonia de Austria (1669-1692): Una reina de España en potencia; Francisco Olmos, José María de, Dialnet
‘La pervivencia de la monarquía española bajo el reinado de Carlos II (1665-1700); Storrs, Christopher, University of Dundee, Departmente of History, c.d.storrs@dundee.ac.uk, 2003
García Verdejo, Eloisa, ‘Apuntes de Historia’, 2020

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.