‘Sorolla en negro’

Hasta el 27 de noviembre 2022 podemos ver las más de 62 obras de la exposición ‘Sorolla en negro‘ . La muestra ha sido comisariada por Carlos Reyero Hermosilla. Las obras son tanto del propio museo como de fundaciones, colecciones particulares y otros museos. Algunas se pueden ver por primera vez como ‘María pintando’ de 1911, ‘Retrato de Manuel Bartolomé Cossío’ de 1908, ‘S.M. la Reina María Cristina. Estudio para ‘La Regencia’, 1903-1905 o ‘Retrato de Manuel Ducassi de Laiglesia’ de 1905.
Carlos Reyero Hermosilla comentó las diversas salas de la exposición haciendo hincapié en aspectos relevantes de las obras de cada una de ellas.

S.M. la Reina María Cristina. Estudio para ‘La Regencia’, 1903-1905; ©LDiehl

Hablar del color negro en relación con Sorolla es algo sorprendente teniendo en cuenta que siempre se le ha considerado el pintor de la luz. Sorolla no utiliza el negro para oscurecer los colores. Es un color que emplea puro, brillante buscando cromatismos y contrastes.

Carlos Reyero Hermosilla, comisario de la exposición; ©LDiehl

El negro en Sorolla proviene de tres fuentes:

  1. de la realidad, el negro en la vestimenta era símbolo de elegancia tanto en hombres como mujeres;
  2. la tradición pictórica española, pensemos, por ejemplo, en los negros brillantes del Greco o lo negros de Goya y Velázquez.
  3. la pintura internacional, Sorolla fue un pintor cosmopolita que conoció las obras de grandes pintores como pueden ser Whistler o, incluso, los pintores nórdicos

    Retrato de Manuel Bartolomé Cossío, 1908; ©LDiehl

El primer espacio de la exposición ‘Armonías en negro y gris‘ nos muestra diferentes retratos realizados por Sorolla. Para Reyero es un espacio de sosiego, de tranquilidad. Llama la atención sobre los retratados, dejando pasar el tiempo como ese humo del cigarillo que se va perdiendo en el aire. No posan en tensión.

Retrato de Manuel Ducassi de Laiglesia, 1905; ©LDiehl

También vemos aquí mujeres elegantemente vestidas, siempre de negro. Sorolla siempre se preocupó mucho de la moda, especialmente de la moda femenina comprando tanto telas como vestidos para su mujer e hijas.
Utiliza muchas gamas de grises, como si no necesitase el color.

Aunque Sorolla nunca fue un pintor simbolista,  los colores sí tienen en las culturas un sentido simbólico. En nuestra cultura el negro esta ligado a la muerte, a lo tortuoso, a lo negativo. En la segunda sala ‘Negro simbólico‘ podemos ver cómo Sorolla tampoco escapa a ese sentido simbólico, sino que lo recoge. Aparece en distintos momentos de su vida.

‘Trata de Blancas’, 1894; ©LDiehl

En los cuadros de índole social como en la ‘celestina’ vestida de negro en el cuadro ‘Trata de Blancas’ de 1894) o el boceto para ‘Otra margarita’ cuadro que se encuentra en el Museo de San Luis. Trata el tema del aborto y es un cuadro especialmente negro.

Boceto para ‘Otra margarita’, 1892; ©Museo Sorolla

La tercera sala está dedicada a contrastes, ‘Superficies negras y oscuras‘. Se ha querido mostrar aquí como el negro intensifica los contrastes.
Sorolla utiliza un negro intenso para resaltar otros colores, a veces incluso de forma decorativa.

‘Mocita Andaluza’, 1914; ©LDiehl

También lo utiliza para los perfiles. Perfiles que forman sombras. También en este caso el negro tendría un sentido decorativo.

‘Perfil de Clotilde’, 1884; ©LDiehl

Vemos una serie de cuadros en los que destacan las sombras, sombras que no son completamente negras sino sitios donde hay menos luz. Son planos que se corresponden con otros planos.

‘La sombra de la barca’, 1903-1904; ©LDiehl

En la última sala, ‘Monocromías‘, podemos ver una serie de obras realizadas con una sóla gama de colores. Sorolla elige esta modalidad, por ejemplo, cuando realiza una obra que se va a reproducir de forma fotomecánica. En tiempos del pintor esta técnica no permitía la reproducción de tantos colores como hoy en día. Tenemos un par de muestras realizadas para la edición ilustrada de las ‘Leyendas’ de José Zorilla.

‘La sorpresa de Zahara. Interior de una fonda’, 1900; ©LDiehl

Aun destacando por la luz de sus cuadros, también a Sorolla le interesan los días grises y nublados y los cambios de luz. Destaca en esta sala el cuadro ‘Mamelena’ de 1917. Muestra un barco de vapor destinados  a la carga de pescado.

‘Mamelena’, 1917;©LDiehl

Es esta una exposición muy interesante que nos muestra otro aspecto más de Sorolla, unas facetas en las que quizás no nos hemos fijado.

No quiero dejar de mencionar aquí, porque me han sorprendido mucho, los titulares que han dedicado algunos medios a esta exposición. ‘Sorolla. El lado más oscuro del pintor de la luz’, ‘Sorolla en negro; la cara oscura del pintor de la luz’, ‘Sorolla en negro’: la exposición que alumbra el lado oscuro del pintor de la luz’, ‘Sorolla en negro: la cara oculta del pintor’, ‘A Sorolla se le apaga la luz’……. titulares que parecen corresponder más a un episodio de ‘Sálvame’ que a una exposición. Se ve que hay que atrapar al lector con titulares que sugieren algo morboso. En fin, sin comentarios.

Eso si: no dejéis de visitarla.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.