Estado de alerta: Día 42

Buenas tardes. ¡Cómo se nota que es sábado! Hay mucho más tráfico. Me gustaría saber a dónde van todos, porque hoy debería haber menos porque la mayoría no va a trabajar. Misterios de la vida.
Ayer vimos la nueva película de Tarantino ‘Erase una vez Hollywood’ . Está bien, aunque no es la que más me gusta. El final sorprende, pero te da todavía más pena. No digo más. Lo curioso es que varias de las canciones que he puesto en el diario también salen en la película. Claro, es la misma época. Lo que me ha llamado la atención es que pusieran la de ‘Bring a little lovin‘ de los Bravos. No sabía que fuera conocida en USA. Ya véis. Somos más internacionales de lo que nos creemos.
Hoy he ido a por tabaco y pan. Que gracia. Cuando entro en el estanco ya no tengo ni que decir qué quiero. Me lo dan directamente. Me he puesto la mascarilla nueva. Desde luego pasa más aire, pero ahora tengo otro problema: se me sube a los ojos. Está visto que no son lo mío. Sabéis que la goma se pasa por detrás de las orejas. Pues debe ser que tengo las orejas muy arriba, ya ves, y poco a poco se va subiendo hasta que no veo nada. Me la voy a tener que pegar con Loctite.
Hoy os quiero hablar de Yma Sumac. Era una cantante peruana, muy conocida en los años 1950. Fue famosa porque tenía un registro de voz que abarcaba cinco octavas y media. Trabajó junto a Charlton Heston (esto es para mi amiga Eloisa) en ‘
El secreto de los incas‘. Aquí os he dejado una muestra. Veréis que es impresionante.
Dentro de nada ya tenemos aquí el 2 de mayo. Yo creo que deberíamos levantarnos contra el virus este, a ver si se da por aludido y se va a su casa de una vez. ¡Qué pesadez de tío! A este paso nos amarga todo el 2020, con lo que me gustaba este número. Yo lo que no veo es lo de las mamparas en los restaurantes o en las barras, con pequeños huecos para que te sirvan las bebidas. Mejor que agranden las terrazas y nos dejen estar al aire libre y separaditos. Lo que no sé es si volveremos a funcionar como antes. Ahora que nos han enseñado en tantos videos como estamos todo el día echando salibilla por la boca, a ver quién es el listo que va a un restaurante en el que los cocineros no lleven mascarilla. O imagínate en la peluquería, tu con la cabeza hacia atrás y la peluquera hablándote desde arriba llenandote de gotitas. ¡Que asco! Por otro lado nos vamos a volver tan higiénicos que en cuanto venga un virus cualquiera lo vamos a pillar porque no tenemos defensas de tanta limpieza. Bueno, siempre nos podemos echar un trago de lejía siguiendo los consejos del listo de Trump. Anda que…. vaya elemento. Es que no tiene una idea buena. Para mi que es por el pelo. Igual entre el tinte y el pegamento que debe llevar se produce una reacción química que le afecta aun más al poco cerebro que tiene.
A ver, ¡qué planes tenéis para este fin de? Que nunca me contáis nada. Estoy yo aquí dale que te pego, pero no decís ni ‘mu’. ¿Jugáis a algo? ¿Escucháis la radio o véis la tele? ¿Cocináis? ¿Salís a la compra o no? ¿Alguien ha dejado de fumar?
Bueno, a ver si me decís algo. Os dejo los minutos musicales del sábado.
En
español y en inglés.

No tags for this post.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.