Estado de alerta: Día 50

Oberammergau

Buenas tardes. Pues ya hemos llegado casi sin darnos cuenta. Los primeros 50 días.
Esta mañana ha tenido gracia. Suelo bajar a Kyra entre las 8 y las 9 de la mañana y, especialmente los sábados y domingos, no me encuentro con nadie. Si acaso otro paseador de perro. Bueno, pues hoy no veáis la de gente que había. Se ve que nos hemos vuelto deportistas todos. Ya veremos esos huesos y músculos en una semana.
Ayer os conté cosas de Füssen. Otra curiosidad fue que nada más llegar vimos una tienda de souvenirs y ¿sabéis lo que había? Figuritas de Lladró. Ya me diréis que pintaban en Baviera.
En la zona hay otros sitios muy interesantes que visitar. Por ejemplo

Ettal

Oberammergau. Es una ciudad muy pequeña con las casas pintadas con motivos religiosos. No sé si sabéis que Baviera es una zona muy católica. Bueno pues ahí, cada diez años representan la Pasión y participa todo el pueblo, unas 2.000 personas. Parece ser que en el siglo XVII sufrieron la peste y prometieron que si nadie más moría representarían la pasión de Cristo cada diez años. Y así fue. Es un sitio muy turístico. Está a unos 30km de Lechbruck. Y a unos 10km de Oberammergau está Ettal que tiene un monasterio muy famoso sin olvidar los licores que hacen los monjes. La iglesia es preciosa y merece una visita. Si seguimos camino a otros 10km, más o menos, está Linderhof, otro de los castillos de Luis II de Baviera. Aquí está la famosa ‘mesa’ en su dormitorio que se bajaba directamente a la cocina donde le ponía la comida y se la volvían a subir. No le gustaba

Linderhof

estar entre la gente y era muy solitario. Fueron famosos sus paseos en el carruaje de caballos por las noches. Es un castillo estilo rococó. Tiene también una gruta artificial grandísima donde se paseaba en una barca con forma de cisne. Todo muy wagneriano.
Más cerca de Lechbruck, a unos 6km está Steingaden donde se encuentra la famosa Wieskirche con un interior espectacular.
Otra cosa, ya más campestre, es aprovechar la bicicleta. Desde Lechbruck sale un camino para bicicletas. Era la antigua vía del tren. A unos pocos kilómteros hay un lago con un kiosko donde te tomas unas cervezas y unas salchichas muy ricas. Si quieres congelarte los pies los puedes meter en el agua, pero hay que tener valor.
En las afueras de Füssen han construído una sala de conciertos muy parecida a la de Bayreuth. La hicieron para representar un musical dedicado a Luis II. Parece ser que la cosa no fue muy bien y ha estado cerrado, luego abierto para otros eventos y ahora parece que vuelve el musical. El escenario es espectacular. Luis II se suicidó metiéndose en el lago y en la escena final todo el escenario está lleno de agua y el actor se sumerge en el agua. Todo tiene el aire kitsch de la época, pero hay que

Wieskirche

verlo. Aquí os dejo canciónes del musical, aunque la versión de ahora es distinta. Ya me diréis si os gusta. Fuimos a ver e l musical dos veces. Los bávaros iban con sus trajes típicos asi que la segunda vez me llevé mi mantilla y ¡olé! Espero que este corto paseo por la zona traiga buenos recuerdos a Julia C.
Como véis la zona no tiene desperdicio, sobre todo si hace bueno. Es todo tan verde, tan limpio, tan ordenado, tan alemán……

Bueno, espero que hayáis pasado un buen ‘Día de la Madre’. Aquí una canción que siempre me pareció horrible, pero que en su día gustó mucho. ¿Os acordáis de esta? ¿Y de esta? Había buenas canciones, ¿verdad? Y ya termino con esta, que sino me lío.
Hasta mañana.

No tags for this post.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.