‘Tierra de Teruel’ de Jordi Siracusa

Jordi Siracusa, a quién entrevistamos en nuestra sección ‘Mi personaje del mes‘ en su día, acaba de publicar su última novela. Se trata de un relato corto, ‘Tierra de Teruel‘ .

Gracias a unas amigas suyas, Siracusa conoció a Gregorio Baselga. Y en este libro nos relata su historia en primera persona. Gregorio es de Teruel. Allí vivió el comienzo de la Guerra Civil y con él, sus dos hermanos, uno mayor y el pequeño, y su madre recorremos distintos lugares hasta volver a Teruel y cerrar el círculo. Un círculo que se cierra, pero que en su interior guarda recuerdos, recuerdos infantiles. No se trata de un libro sobre la contienda al uso. Aquí no hay ni buenos ni malos porque el narrador es un niño y como tal, es ajeno a la política. El sólo ve a personas. Algunas que ayudan, otras que miran hacia otro lado, quizás por miedo, o tal vez por egoismo. Con Gregorio pasamos frío, mucho frío. Nos pican los piojos. Huele mal. La ropa está sucia. No hay forma de lavarse. Pasamos semanas en casonas con otras mujeres y niños, sin saber cuál será nuestro destino. Y dentro de toda esa incertidumbre, se mantiene el espíritu infantil que sabe reirse de lo escatológico y jugar aunque retumben las bombas.

El relato se lee de un tirón. Es ameno, pero no nos engañemos, lo que se nos cuenta es terrible y lo peor: que ahora mismo se está repitiendo. Que no hemos aprendido nada. Que seguimos siendo igual que hace cien, doscientos o trescientos años. Que los niños sufren las decisiones de los adultos y, a veces, durante toda su vida.

Gregorio ha podido superar la Guerra. Quizás de sus recuerdos, aunque a veces duros, se haya borrado lo peor. Su viaje por las tierras peligrosas junto a sus hermanos y a su madre nos hace pensar en todas esas personas que tienen que huir de sus países, de sus ciudades, de sus casas, dejando todo atrás para poder seguir hacia delante, aunque ese ‘delante’ sea algo incierto. Gregorio nos habla del valor de su madre, de tantas mujeres que no han tenido que coger un fusil para demostrar su valentía y que, si hace falta, protestan y se rebelan.

Gregorio es un superviviente y tenemos que agradecerle que a través de Siracusa nos haya contado su historia: la historia de tantos niños que no debe olvidarse.

Jordi Siracusa
‘Tierra de Teruel’
Comuniter Editorial, marzo 2022

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.